Educación Emocional y Social

Educación emocional y social en la Escuela

Consideramos un aspecto fundamental para la formación íntegra del ser humano el desarrollo de habilidades emocionales y sociales, tales como:
- CONCIENCIA EMOCIONAL. Las emociones están presentes en toda nuestra vida. Aprender a reconocerlas en uno mismo y en los otros, expresarlas y regularlas ayuda a promover la armonía emocional.
- AUTOESTIMA. Todos poseemos un valor personal único. El autoconocimiento, el reconocimiento de las propias capacidades, fortalezas y limitaciones, nos permite descubrir ese valor y construir una autoestima sana.
- HABILIDADES SOCIALES. La empatía, la comunicación asertiva, la resolución pacífica de conflictos, una conducta segura en las redes sociales, son habilidades sociales que nos posibilitan establecer relaciones interpersonales más satisfactorias.
¿Por qué educación emocional en la escuela?
Sabemos que la familia es agente protagónico en la educación emocional, sin embargo entendemos que actualmente educar en emociones es una tarea compartida por padres y docentes, y que tanto unos como otros somos personas emocionalmente significativas para los niños.

¿Cómo abordamos la Educación Emocional en Austin?

Desde el Equipo de Orientación Austin desarrollamos un Programa de Educación Emocional y Social que abarca los tres niveles de la Institución (Inicial/Primaria/Secundaria).
Como parte de este programa se llevan a cabo talleres mensuales con los alumnos desde sala de 3 hasta secundario. En estos encuentros se generan espacios de reflexión e intercambio entre pares, dinámicas grupales, propuestas lúdicas y didácticas orientadas a que los alumnos desarrollen diferentes habilidades emocionales y sociales. ¿Cómo me siento hoy?. ¿En qué lugar de mi cuerpo siento el enojo/la alegría/el miedo/la tristeza. ¿Qué puedo hacer para sentirme mejor?. ¿Qué es un conflicto?. ¿Qué tamaños de conflictos hay?. ¿Cómo puedo resolverlos?. ¿Cómo puedo comunicarme de manera más asertiva?. ¿Qué actitudes favorecen la amistad?. ¿Cómo puedo manejarme en las redes sociales de manera segura?, son estos algunos de los temas que a lo largo de toda la trayectoria escolar abordamos con los alumnos como contenido específico en los talleres y que luego son retomados y reforzados por los diferentes docentes en la cotidianeidad del salón de clase, del parque, del encuentro deportivo. Asimismo con el fin de reforzar los contenidos de los talleres y fomentar acciones emocional y socialmente positivas en toda la comunidad educativa, avanzamos con Campaña Positiva, una propuesta anual que incluye tres Campañas de Concientización Institucionales independientes que se renuevan cada año. Así durante el pasado año trabajamos en las campañas: Sonriamos Más, Más Tolerancia y Agradezcamos Más y en el 2014 iniciamos con la campaña: Somos Respetuosos.
Para formarnos en esto que podríamos llamar Pedagogía emocional desarrollamos desde el 2010 numerosos encuentros de capacitación, hemos incorporado y elaborado recursos propios sobre estas temáticas. Y con el objeto de compartir las mismas con toda la comunidad educativa propusimos charlas orientadas a padres: Límites, un abrazo que contiene, Cómo ayudar a los niños a resolver conflictos interpersonales, Educar en emociones, educar para la vida, Hacia una autonomía física y emocional resultaron valiosos espacios de reflexión compartidos.
Nuevamente, retomando la idea de que Hogar y Escuela somos co-responsables en la función de contribuir a crear ambientes emocionalmente seguros, tenemos la certeza de que en tanto padres y docentes, poseamos mayores recursos emocionales y dediquemos tiempo a la educación emocional podremos acompañar de mejor manera a nuestros niños hacia una adultez sana y plena. Como Equipo de Orientación Austin, continuaremos avanzando por este fascinante camino.